¿POR DONDE EMPIEZO?

sábado, octubre 27, 2007

Invasión



Una gran explosión ilumina el cielo de Dallas a Washington DC y destruye la lanzadera espacial Patriot en pedazos que llueven sobre todo el país. Las autoridades se apresuran a hacerse con el control de la situación, pero surgen historias sobre una extraña sustancia pegada a los restos del accidente, algo que resistió el frío extremo del espacio y el abrasador calor de la reentrada en la atmósfera para estar allí. Y los primeros que entran en contacto con ella son los primeros que sufren transformaciones... Sin embargo, nadie quiere que cunda el pánico. La psiquiatra de Washington DC Carol Bennell no relaciona lo que le ocurrió a la lanzadera espacial con los extraños sucesos que parecen acumularse a su alrededor: una de sus pacientes está aterrorizada porque su marido ha sido sustituido por un extraño; los estallidos de violencia en las calles son rápidamente sofocados; y una sustancia muy extraña entra en su hogar con las golosinas de Halloween de su hijo Oliver; algo que, de hecho, podría estar vivo. Carol comenta a su amigo y también médico Ben Driscoll que algo no va bien, a pesar de que Washington no parece preocuparse por la situación. La versión oficial es que se trata simplemente de un nuevo virus de la gripe, pero antes de que se den cuenta de la magnitud de lo que ocurre. A medida que se extiende la enfermedad, Carol descubre que las propias personas encargadas de vacunar a los afectados están propagando algo mucho peor: una espora de origen desconocido que ataca el ADN humano mientras el huésped duerme, convirtiéndolo en la imagen de un ser que se parece a nosotros y habla como nosotros, pero desprovisto de emociones humanas. Haciendo todo lo posible por mantenerse despierta, Carol se embarca en un viaje desesperado a través de un mundo transformado con el objetivo de seguir viva el tiempo suficiente para encontrar a su hijo. Para ocultarse entre ellos, tendrá que permanecer serena, no revelar emoción alguna y, sobre todo, no dormirse.

Con casi toda seguridad, remake de alguna pelicula de ciencia-ficción de los 70. Invasión es una pelicula con numerosos puntos positivos y otros no tanto.

A priori, el argumento no es nada del otro mundo, ya se ha tratado en innumerables ocasiones aquello de la "invasión silenciosa". De hecho, alguna compañera de sala al salir me comentaba que salía de la proyección con la sensación de haber visionado un telfilme de cierta cadena de televisión. Un punto de inflexión importante, ya que aunque poco desencaminado es (a mi humilde punto de vista) totalmente erroneo. Podemos afirmar que esos telefilmes llenos de virus, pandemias, y masas descontroladas beben de los mismos elementos que esta pelicula. Pero es el desarrollo lo que diferencia a unas de otras, dejando a esta Invasión muy por encima de sus hermanas pequeñas.

La pelicula empieza bien, muy bien. Rapido, sin entretenerse en complicadas explicaciones. El argumento es más bien simple y los guionistas lo saben. Por lo que intentan imprimirle un ritmo acelerado a la pelicula. Cosa que consiguen en casi su totalidad. Fuera de esto queda la parte central de la pelicula donde la cosa flojea un poco y se llega a hacer un pelín pesada. Es relevante, pero tampoco perjudica demasiado a la pelicula. Ya que si bien es un punto negativo, tiene muchas otras cosas buenas. El ver como la invasión se va asentando, como algo no marcha bien, y como solo unos pocos se dan cuenta. Eso es lo verdaderamente intersante. Lo que mantiene el interés por la pelicula. Una vez que esto se desvela, la trama obliga (y no voy a desvelar nada más para no estropear nada) a la protagonista a mantenerse despierta. Es justo sonbre estos dos pilares sobre los que se asienta la pelicula. La busqueda del hijo es una mera excusa para meter en problemas a los personajes. Es más, empieza a cansar (punto muy negativo) que la solución a este tipo de filmes siempre sea un inmune, normalmente descendencia de alguno de los personajes.

Invasión no es la panacea, hay muchas peliculas parecidas y muchas mejores. Sin embargo, en casi su totalidad, entretiene y absorbe, haciendo que miremos muy pocas veces, o ninguna, el reloj. Y no hay que perder de vsita que ese es el objetivo de un film. Igual pasaría desapercibida de no protagonizarla Nicole Kidman, que si bien hace su papel de una forma más que correcta, muchas otras buenas actrices cumplen con los requisitos para sacar adelante la trama.

En definitiva, no se trata de un visionado obligatorio, pero si recomendable para pasar una sesión de cine entretenida.

2 comentarios:

DUENDE PUNKARRA dijo...

Si tío, se trata del 3er remake k se ha hecho de la original "la invasión de los ladrones de cuerpos" de Don Siegel de 1956. A esta le siguen "la invasion de los ultracuerpos" de Philip Kaufman en 1978 (para mi gusto la mejor de todas, por el ambiente malsano y derrotista que consigue el director y por supuesto con ese papelon de Donal Sutherland y ese tremendisimo final) y "bodysnatchers" del borrico de abel ferrara en 1993 (al go más espectacular y sin duda la de inferior calidad de todas). Tengo muchas ganas de ver Invasión ya que dicen que se centra bastante en las carencias narrativas de las anteriores, pero claro, por lo que tengo entendido los wachowsky metieron mano en el guion.... con lo que....
En fin, un saludo y pasate x mi blog que he puesto algunos titulos que seguro k te molaran. Nos vemos!

ramonpolispan dijo...

Pues efectivamente, esto suena demasiado a "La invasión de los ladrones de cuerpos", una peli mítica donde las haya. Entre ésta y la nueva "Carretera al infierno" están desvirtuando los remakes, si tenían de por sí alguna virtud.