¿POR DONDE EMPIEZO?

martes, febrero 10, 2009

Nova nº 2: Sapiencial

Richard Rider, el último de los Centuriones Nova, ha emprendido la búsqueda de la llave para vencer a la Alianza Falange. Para llegar hasta ella, tendrá que afrontar su hora más oscura. Pasado, presente y futuro pasarán ante sus ojos, mientras el tirano tecno-orgánico intenta doblegarle. La única oportunidad de escapar se encuentra en el preciso momento en que la vida de Richard cambió para siempre: el día en el que se convirtió en Nova.

Este segundo volumen de la aclamada colección protagonizada por el Campeón de Xandar ofrece la presencia de Gamora, la más peligrosa mujer de la galaxia, el gran retorno de Warlock, el añorado miembro de los Nuevos Mutantes, y una reconstrucción del origen de protagoista.


Resulta muy dificil analizar numero a número una serie regular. Y mucho más si se reseñan tres números seguidos, como estamos haciendo en Cazadores de Recompensas con Nova. Afortunadamente, este Sapiencial es el mejor de los tres leidos, asi que podremos extendernos lo suficiente.

La historia continúa en pleno cruce con Aniquilación: Coquista y en este tomo, podemos notar un aumento considerable de tamaño. Pasando de tener los números USA del 8 al 12 y el primer Annual de la serie. Además, podemos dividirlo en tres arcos argumentales (todos relacionados con Conquista en mayor o menor grado. En el primero (y mejor) de ellos, Nova ha llegado hasta el final del universo (donde se creía que nadie había llegado) para encontrarse una estación espacial de obsevación dentro de la cabeza de un Celestial (para los lectores esporádicos, una entidad cósmica de gran poder). Este arco argumental es posiblemente el más entretenido de todo el volumen y comprende los dos primeros numeros del volumen. Un gran punto fuerte del mismo es el personaje encargado de la seguridad de la estación: un perro ruso con traje de astronauta llamado Cosmo. Puede parecer un poco ridículo así en frío. Pero se trata de un personaje verdaderamente carismático y será el que lleve el peso de la trama.

En los dos numeros siguientes, continúa el viaje de Nova hacia el planeta natal de la Falange. En el primero de ellos se verá arrastrado al interior de una criatura que caza en el espacio entre dimensiones y el segundo (correspondiente con el Annual) será una aventura en la mente de Rider (luchando contra el virus de la Falange) en el que asistiremos a los inicios del personaje y a su posible futuro. Estos dos números son los más flojos del volumen, ni muchisimo menos por ello han de ser considerados malos, ya que en el primero los personajes no hacen otra cosa que correr de un lado para otro, y en el segundo vemos un formato ya visto numerosas veces (por ejemplo en el número 500 de Spiderman). Mostrar pasado y posible futuro a la vez no es nuevo, aunque es un tipo de narración que funciona.

Por último, los dos números restantes nos devuelven a Warlock, un personaje de los Nuevos Mutantes (los aprendices de la Patrulla X) muy querido por el público. Esta historia, aunque muy entretenida resulta bastante confusa para aquellos que no conozcan al personaje ni la raza a la que pertenece: la Tecnarquía. Ya que la forma en la que se salva la situación está relacionada estrechamente con el funcionamiento de estos seres, y aunque se explica sobre la marcha, los lectores más rapidos tendrán que aminorar el paso para poder comprenderlo todo. Una vez acabado el arco argumental, la serie conecta con el número 4 de Aniquilación: Conquista y el final del cruce.

En definitiva, la serie mantiene el ritmo, incluso lo mejora en varios momentos del tomo. Se trata del mejor volumen, aunque para poder leerlo se hace necesario conocer lo ocurrido tanto en el cruce como en números anteriores (al igual que ocurría con el número 1 de la serie). Una lectura muy entretenida que disfrutarán los amantes de las aventuras que se ambientan en el espacio.

2 comentarios:

Carlos Flores dijo...

¡Vaya! Pensaba que, tras leer cosas como el 4 botas de KEKO, el gusto comiquero lo habría modelado en plan gafapasta.
Bueno saber que sigue leyendo superhéroes. Bueno, Marvel. Los superhéroes son los de la Distinguida Competencia. ¿no?

Logos dijo...

Dicen que en la variedad está el gusto. Hay que leer de todo, y si son tebeos, mejor que mejor. Siempre podremos volver atrás y decir que la lectura mereció o no la pena.