¿POR DONDE EMPIEZO?

sábado, junio 06, 2009

Terminatior Salvación

Año 2018, aquí John Connor (Christian Bale) es el hombre destinado a dirigir a los supervivientes humanos contra las máquinas lideradas por el terror tecnológico Skynet, en donde destacan sus soldados Terminator. Pero el futuro en el que Connor fue educado mientras crecía se ve alterado en parte por la aparición de Marcus Wright (Sam Worthington), un extraño cuyo último recuerdo es estar en el corredor de la muerte. Connor deberá descubrir si Marcus ha sido enviado del futuro para algún propósito o rescatado del pasado. Mientras Skynet se prepara para su ataque definitivo, ambos se unirán en un viaje que les llevará al corazón del centro de operaciones del cerebro de las máquinas, allí descubrirán el terrible secreto que se oculta tras la posible aniquilación de la humanidad.

Hablar de Terminator es lo mismo que hablar de Indiana Jones, Regreso al Futuro, Alien, Depredador o Star Wars por poner solo algunos ejemplos. Sagas míticas que rondando los 80 hicieron las delicias de millones de espectadores y que hoy en día, en plena era de efectos digitales, siguen funcionando con sus muñecos de latex, animatronics y pintura roja. Sagas que (casi en su totalidad) han intentado recientemente revitalizar la franquicia con nuevas entregas sin el mismo exito que tuvieron sus precuelas. Y es que siempre resulta dificil competir con uno mismo, sobre todo si uno mismo es el mejor...

¿Que ha ocurrido con Terminator Salvation? Resultaba dificil que la nueva entrega fuera coherente con todo lo ya editado sobre los personajes, y a que en cada nueva película (o capitulo de la serie de televisión) las acciones de los personajes cambiaban el futuro. Sin embargo, una cosa quedaba clara en Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas, de una forma u otra, el Día del Juicio acaba llegando, y John Connor tendrá que liderar la resistencia. Es en este punto donde arranca el 4 episodio fílmico. En el 2018, las máquinas van a comenzar a fabricar en serie los T-800 (el modelo protagonista de las 3 entregas anteriores) para jubilar los toscos T-600 (aún no se ha creado el prototipo de T-1000 ni el de T-X). Resulta muy interesante ver como se ha sido fiel a todo lo creado con anterioridad de forma que podemos ver constantemente elementos que nos recuerdan a las películas previas, como las cintas y la foto que Sarah Connor deja a su hijo con toda la informacion relativa a las maquinas y a su padre (Terminator). Las baterías nucleares que llevan los T-800 en su interior como fuente de energía (Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas), la capacidad del T-800 de modular su voz para imitar a los demás (visto en las dos primeras entregas) o el hecho de que si bien Ciberdyne Systems ya no es responsable de la creación de las maquinas (como vimos en Terminator 2 y 3 si juega un papel en los nuevos acontecimientos que se salen del futuro ya predicho con anterioridad (y numerosas veces modificado). Este es el principa (y extenso) punto fuerte del filme. Su tremenda fidelidad a la saga. Concordando incluso con la serie, aunque esto se deba más que nada a que no hayan llenado los huecos que la misma podría generar, dejando esta labor a la imaginación de los fans. Absolutamente impagable el momento en el que podemos ver al primer modelo 101 de T-800 (el que protagoniza el actual gobernador de California).

Si lo más importante se había conseguido con creces, ¿donde radica el fallo de la película? Principalmente en su ritmo, bastante ausente. Todo lo que ocurre entre una escena de acción y otra es lento y aburrido. Se transmite la sensación de que hay poca información que dar y que se estira como un chicle para tapar el hueco hasta que vuelvan a volar los tiros. No esta mal del todo, pero las escenas con actores no tienen la fuerza y el carisma que tenían las 2 primeras entregas. Si este fuera el unico fallo, la película podría aprobar con una nota relativamente alta. Pero también es víctima de la realización de escenas de acción contemporánea. Esa maldita manía que tienen los directores de hoy día de asimilar "acción" con "la camara quema y no paro de menearla". La primera escena de acción (la más importante ya que es donde se presentan los personajes y la situación) es totalmente caotica e ininteligible. El director se permite el experimentar con angulos bizarros y totalmente innecesarios en pro de una mayor espectacular, sacrificando la claridad. Más de un director de hoy día tendría que dar alguna clase con Steven Spielberg y la escena del camión de En busca del Arca Perdida. Sin embargo, tenemos la escena de acción con las motos terminators que es sencillamente deliciosa. Esta irregularidad en la dirección hace que la película se convierta en un videojuego en la que el espectador no hace otra cosa que esperar a la siguiente escena de acción, donde se nos presentará al nuevo enemigo final de fase.

En definitiva, una peli entretenida que aprueba solo por los pelos. Y ese pelo se llama fidelidad a la saga. El que vaya buscando una sucesión de escenas de acción de las de ahora (mezclado y bien agitado) disfrutará mucho. El que vaya buscando una buena pelicula, o una secuela a la altura de las anteriores, se decepcionará (queda por debajo, aunque no demasiado, del tercer episodio, en mi opinión injustamente valorado). El seguidor de la serie de toda la vida, si va con una mentalidad que no obligue a este filme a competir con los anteriores, disfrutará bastante encajando las piezas del puzzle, pero aún así se quedará con el regusto de que se podía haber hecho mejor... y mucho. Veremos a ver que nos depara la siguiente entrega...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

pues no estoy de acuerdo con algunas cosas, la verdad es que a mi la peli me ha parecido cojonuda. En primer lugar es cierto que es totalmete coherene con las demás, algo que como bien apuntas está genial. Pero arremetes con el ritmo de la película y mi me pareció correcto. Sí que hay cosas que contar pero se decidió contarla de maner distinta volver a los grandes dilemas flosóicos y los conflictos morales que surgieron sobre todo en la 2. Jhon se debate entre creer o no en su enemigo, compo la mujer negra, los enfrentamientoscon sus superiores, la vida fuera y dentro de la resistencia. Todo ello aderezado con una banda sonora que sorprende (de ella no te has acordado) y te lleva a través de la peli con muy buem gusto sin hacer un refrito, es una nueva peli, una nueva saga y por lo tanto una nueva banda sonora, pero claro... cuando aparece el T-800... genial. Para mi desde luego a película merece conmucho la pena y por su puesto es mejor que la 3... pero esto no es ningún mérito.
Saludos!!

Onanduk

Logos dijo...

Amigo Onanduk, he pasado de comentar la banda sonora porque me pareció totalmente desapercibida durante el visionado de la película. De todas formas me apunto todas tus opiniones para un posible segundo visionado, a ver si cambio de idea.