¿POR DONDE EMPIEZO?

viernes, marzo 02, 2007

Un puente a Terabithia



Jess Aarons se siente un extraño en el colegio, e incluso en su propia familia. Jess ha entrenado todo el verano para convertirse en el chico más rápido de su clase, pero su objetivo se ve frustrado de manera inesperada por la nueva chica en el colegio, Leslie Burke que compite en la carrera "sólo para chicos" y gana. A pesar de conocerse de esta manera un tanto peculiar, pronto se convierten en mejores amigos. A Leslie le encanta contar historias de fantasía y magia. A Jess le encanta dibujar pero lo guardaba para sí mismo hasta conocer a Leslie. Leslie abre un nuevo mundo de imaginación para Jess. Juntos crean el reino secreto de Terabithia, un lugar mágico al que sólo puede accederse columpiándose en una vieja cuerda que cuelga sobre el arroyo situado en un bosque cercano a sus casas.

Allí, los amigos gobiernan el reino, luchan contra el Maestro Oscuro y sus criaturas y trazan planes para vengarse de los abusones del colegio. Gracias a su amistad con Leslie, Jess cambia para siempre.


Un puente a Terabithia es un dulce caramelo de los que tardan en deshacerse en la boca. Al principio puede extrañar su sabor, al ir avanzando la película y no encontrarnos con lo que esperabamos. Quizás ese sea su único punto negativo: venderse como algo que no es. Todos aquellos que vean el trailer irán a las salas en masa esperando las nuevas Crónicas de Narnia o el nuevo Eragon. Es decir, una aventura fantástica en la que los niños protagonistas han de salvar un mundo lleno de hadas, duendes y dragones. Sin embargo, la aventura que han de afrontar se encuentra realmente en el colegio y en su vida diaria. Una vida, a veces injusta para un niño y cuya válvula de escape es la imaginación. Eso es Terabithia, el mundo imaginario donde no son niños enfrentándose a sus problemas adolescentes. Un mundo donde pueden ser reyes y enfrentarse a criaturas fantasticas. Sin embargo, no deja de ser un juego, y al día siguiente han de levantarse y enfrentarse de nuevo al día a día, con la esperanza de volver una tarde más a su reino en el que son los mejores.

Empiezo a ver ya como algun esceptico lector empieza a plantearse el no ir a ver la película tras saber de qué va realmente. Al contrario. Justo cuando uno empieza a plantearse tirar ese caramelo que no sabe como debería, algo sucede. Identificamos parte del sabor, y como ya he dicho antes, es un sabor delicioso. Pese a no ser una película fantástica, Un puente a Terabithia destila magia por los cuatro costados. La magia de la imaginación que por desgracia, cuando nos hacemos adultos, vamos perdiendo, aunque nos esforcemos por evitarlo. La magia de una amistad, que surge en el momento más inesperado, cuando dos almas gemelas se encuentran. Y sorprendentemente, al seguir degustando este caramelo que nos hace sentir como niños por unos momentos, que nos hace revivir esa magia; nos encontramos con que en su interior tiene otro sabor. Esa parte interior nos desconcierta, porque no estamos seguros de a qué sabe exactamente. Y cuando lo mordemos descubrimos que es amargo. Un amargo intenso, y nuestra primera intención es escupirlo. Pero tenemos todavía un sabor dulce tan grande en la boca, que al mezclarse con esta nueva sensación, crea una combinación se sabor deliciosa. Casi da pena, al final que este caramelo tan sorprendente se acabe terminando.

En definitiva, la película sosprende de entrada al no ser lo que uno espera. Es lógico que esta sorpresa produzca un rechazo en numerosos espectadores. Pero aquellos que sean capaces de sumarse al cambió, encontrarán una película preciosa, a pesar de que la vida y la realidad que reflejan no lo son tanto. Se trata, precisamente de eso, una magnifico caramelo sorpresa que resalta en un puesto de dulces en el que ya hemos probado practicamente todo...

5 comentarios:

nanda dijo...

yo quiero ir a verla, tiene pinta de estar bien, ademas si se parece a narnia seguro que me gustara porque los libros de narnia me gustaron mucho.

Mot dijo...

Yo tb como nanada otra que quiero ver, haber si tngo tiempo

ChavalS dijo...

a mi no me gustó la verdad xDD, es como dices, se vendió como algo que no es y aunq la pelicula no está mal del todo, no tenia ganas de ver un drama que kieres que te diga....

ERB dijo...

La niña promete

Alejandro dijo...

Bueno, estoy completamente de acuerdo con CHAVALS en que la gente va al cine engañada. Aunque tengo que afirmar que a mi personalmente me gustó la sorpresa y que la película, independientemente de ello es muy buena. En cuanto a la niña... bueno, aún es pequeña, pero de mayor no va a haber quien la aguante de lo buena que va a estar...