¿POR DONDE EMPIEZO?

martes, febrero 27, 2007

Ghost Rider (El Motorista Fantasma)



Era inevitable. Nos encontramos en plena vorágine de adaptaciones. Comics, novelas, juegos... Nadie se libra de pasar por los brazos de Holywood. En esta ocasión le ha tocado a Johnny Blaze también conocido como El Motorista Fantasma.

Se pueden decir muchas cosas de esta película, pero ninguna que no se haya dicho antes. Al igual que en adaptaciones de héroes del comic previas, el personaje ha pasado por un lavado de cara significativo para estar presentable ante el gran público. Un gran publico que abarca todas las edades, gran talón de aquiles de la producción. Si volvemos la vista al comic, cosa inevitable en este tipo de adaptaciones, nos encontramos con un Johnny Blaze bastante alejado del canon de motorista light que nos presenta la película. La única meta de este antihéroe es desprenderse de la maldición que él mismo se ha buscado. Y este es uno de los puntos donde la película chirría más con respecto a su papá de papel y tinta. El motorista del cine firma su pacto con Mefistófeles sin saber muy bien lo que hace, y claro, luego el pobrecillo se ve envuelto en algo que no entiende. Este atipico superhéroe sólo tiene un objetivo en la vida, huir del Infierno y deshacerse de su maldición. No importa por encima de quién tenga que pasar para lograrlo. Es un fugitivo, no un asalariado de Lucifer. Pero no todo va a ser negativo. La pelicula cumple a la perfección su objetivo: venderse al mayor número de público posible.

En Ghost Rider (El Motorista Fantasma) nos encontramos con un western sobrenatural, en el que se sustituyen los caballos por motocicletas de gran cilindrada (y ruedas llamenantes). Y en el que los revólveres de los duelos al amanecer dejan paso a los poderes del Averno. La película resulta entretenida en la practica totalidad de su metraje, bien ajustado en tiempo. Con unos efectos más que dignos y un guión ajustado a las posibilidades del personaje (si obviamos lo mencionado en el primer parrafo). En definitva, una película que funcionará entre el gran publico y que los seguidores del comic (que tampoco son demasiados) podrán ver sin abuchear demasiado desde su butaca. En definitiva, en la línea de las adaptaciones de Márvel que venimos viendo de unos años para acá.

Se echa en falta que la película hubiese sido más oscura y terrorífica, como son los mejores tebeos del motorista. Pero bueno, para eso el espectador puede hacer uso de la frase de Johnny Blaze: "Soy el único capaz de vagar por ambos mundos". El mundo del cine y el del comic. Que cada cual se quede con el que prefiera, yo me quedo con el comic.

5 comentarios:

Draconary dijo...

Sólo añadir el protagonismo del peluquín de Nicolas Cage. Jejejeje, que se nota a la vista que quiere aparentar no tener las entradas que tiene :D

nanda dijo...

a mi me gusto le peli, aunque no es de los superheroes que mas me gusta

Mot dijo...

Yo la he visto hoy, y no me a gustado demasiado, digamos que es una pelicula de un tsss

Alejandro dijo...

Jejeje, pos eso, tssss!! Aunque hay cosas muuucho peores, creeme.

Mot dijo...

Si por supuesto, de todas formas no esperaba mucho de la peli