¿POR DONDE EMPIEZO?

martes, junio 08, 2010

Kick-Ass

‘Kick-Ass’ gira en torno a Dave Lizewski (Aaron Johnson), un estudiante de instituto que pasa desapercibido por todos, aficionado a los cómics, de donde saca un día la idea de convertirse en un superhéroe, aunque no tenga superpoderes, no haya seguido un duro entrenamiento y ni siquiera tenga una significativa razón para ello. Pero la vida de Dave cambiará para siempre cuando se encuentre con un par de locos vigilantes -la terremoto de 11 años Hit Girl (Chloë Moretz) y su padre, Big Daddy (Nicolas Cage)- y forje amistad con otro joven luchador contra el crimen, Red Mist (Christopher Mintz-Plasse). Y cuando todos se tengan que enfrentar al jefe de la mafia local, Frank D'Amico (Mark Strong), sus alianzas y sus verdaderas habilidades serán puestas a prueba.

¿Qué tienen los superhéroes? Me refiero, aparte de capas y mallas... ¿Qué tienen los superhéroes, que gustan a todo el mundo? Ya no hablamos de que todo el mundo lea historietas de seres superpoderosos. Pero nadie le hace asco a ver una película de señores (o señoritas) embutidos en cuero y espandex. ¿Podría ser que todos hemos fantaseado alguna vez con volar, atravesar paredes o crear fuego? ¿Porqué entonces cada vez vemos más personajes carentes de habilidades "especiales"? ¿Es que todos llevamos dentro un pequeño fetichista que piensa secretamente en disfrazarse de fantoche? Una cosa está clara, el hombre ha de ser malo por naturaleza. Porque los atracadores de bancos llevan máscaras. Sin embargo, ningun buen samaritano ha salido a la calle para hacer el bien debajo de una capa.

Preguntas interesantes que llevaron a Mark Millar a hacer su penúltima gamberrada tebeística. Y algo tuvo que tener para que antes de estar terminada alguien diera luz verde al obligado proyecto cinematográfico. Y digo que algo tuvo que tener, porque no he disfrutado todavía del tebeo, pero después de ver la película poco voy a tardar en correr para hacerme con mi copia. Desconozco quién supera a quién. Pero el filme es una "cafrada" muy bien hecha (un poco más light que la obra de origen según tengo entendido). El pilar en el que se basa es el humor, pero el humor gamberro. Algo así como si Tarantino hubiera dirigido el crossover de Batman y Spiderman, me comentaba un compañero de butaca... y no iba muy desencaminado.

La película derrocha acidez y frescura por los cuatro costados. Desde los dialogos, a la banda sonora, pasando por las escenas de acción o incluso la fotografía o el vestuario. Es un cómic animado. A ello ayudan transiciones y efectos como flashbacks en forma de historieta animada, o cajones de narración en algún cambio de escena. Burra y cafre en su justa medida (quizás el exceso de sangre del tebeo no hubiera funcionado tan bien en un medio como el cine) proporciona diversión mostrandonos lo que pasaría si hicieramos aquello que todos nos hemos planteado alguna vez. Salir a la calle a dar cera a los malos.

Por descontar algun punto, quizás haya que incidir en que el doblaje no es del todo acertado, aunque la mayoría de los actores cumplen sin problemas. Mención especial para Hit-Girl, y perdida de puntos para Nicolas Cage (que cada vez me gusta menos). Sin embargo no empañan un conjunto más que notable. Por supuesto, un filme de estas características está salpicado de guiños al mundo de los superhéroes. Esas pequeñas bromas en las que uno cree reirse solo en la sala, para después darse cuenta de que otra persona, varias butacas por detrás, también ha compartido contigo ese momento no reservado para todo el mundo.

En definitiva, un muy buen producto que derrocha entretenimiento por los cuatro costados y que todos disfrutaran en mayor o menor medida. Seguro que si a la salida regalaran disfraces de superhéroe, más de uno se daba una vuelta por la noche por su barrio arriesgandose a que le acaricien la cara.

2 comentarios:

Mot dijo...

Esperando estaba tu opinión sobre está peli.

Tendré que verla en el cine.

Logos dijo...

Ya tardas!!!!