¿POR DONDE EMPIEZO?

jueves, julio 02, 2009

Canción de Hielo y Fuego 1: Juego de Tronos

Tras el largo verano, el invierno se acerca a los Siete Reinos. Lord Eddar Stark, señor de Invernalia, deja sus dominios para unirse a la corte de su amigo el rey Robert Baratheon, llamado el Usurpador, hombre díscolo y otrora guerrero audaz cuyas mayores aficiones son comer, beber y engendrar bastardos. Eddar Stark ocupará el cargo de Mano del Rey e intentará desentrañar una maraña de intrigas que pondrá en peligro su vida y la de todos los suyos.

En un mundo cuyas estaciones pueden durar decenios y en el que retazos de una magia inmemorial y olvidada surgen en los rincones más sombríos y maravillosos, la traición y la lealtad, la compasión y sed de venganza, el amor y el poder hacendel juego de tronos una poderosa trampa que atrapará en sus fauces a los personajes... y al lector.


Poca justicia hace la sinopsis a una de las mejores novelas de fantasía (o no) mejor escritas en mucho tiempo. Y es que tras leerla (la sinopsis) uno siente especial impulso de coger y devorar la novela. Como tampoco ocurre al abrirla y terminar el prólogo. Ni siquiera cuando uno ya lleva unos cuantos capítulos uno es consciente de esto. Pero al llegar a la mitad de la novela, por alguna extraña razón, no podemos soltar el libro. Sin darnos cuenta nos hemos enganchado de tal manera, que no sólo devoraremos el ejemplar que tenemos en las manos, sino que no pararemos hasta acabar con todo.

Y es que es cierto que de entrada la obra puede resultar un poco confusa. Pero también lo es El Señor de los Anillos de Tolkien y precisamente no está considerada como una mala obra, no. Durante los primeros capítulos (cada capítulo lleva el nombre de uno de los protagonistas y narra la historia desde su punto de vista) la cantidad de nombres, lugares, apellidos, casas... será tal que más de una vez os sorprenderéis revisando las paginas anteriores, el mapa o los apéndices de las casas del final para saber quién es quién. Pero que nadie se apure. Los personajes están tan bién definidos, que a poco que empiecen a coger protagonismo empezareis a quedaros con ellos, a cogerles cariño, u odio... mucho odio.

Y es que ahí radica lo más interesante de todo el asunto. Al ver las cosas desde el punto de vista de un personaje, uno se forja una idea de lo ocurrido. Pero, ¿que ocurre cuando vemos las cosas desde el punto de vista de otro de los personajes? Ese es el juego de tronos, la enorme cantidad de giros imprevistos que dan las cosas en cuanto pasamos por los ojos de uno u otro personaje. No, Juego de Tronos no es un libro que uno se compre al verlo en las estanterías de su librería habitual. Uno se compra este primer volúmen porque alguien que lo ha leido le OBLIGA a leerselo, tal es el ansia que tiene de poder comentarlo con más gente. Buen momento de aprovechar es ahora que ha salido la edición de bolsillo (2 tomos que equivalen al tomo unico de la edición normal o de tapa dura) a un precio de lo más asequible.

En definitiva, no voy a hacer una recomendación de este libro. Os INSTO a que lo leais, empezadlo. Si al terminar el primer tomo de la edición de bolsillo (o la mitad del libro en edición simple) podeis repudiarme por largo tiempo. No os arrepentireis.

2 comentarios:

Mot dijo...

Es genial, yo como tu lo empecé a leer CUASIOBLIGADO por una persona (creo que la misma) y ahora tengo todos los libros en edicción de lujo en la estanteria de mi casa y pedidos en la libreria.

Se acerca el invierno

Logos dijo...

Se acerca el invierno...